02 diciembre 2013

ENHORABUENA ALBERTO...

Desde aquí queremos felicitar y dar la enhorabuena a Alberto Sevilla por la obtención de la hakama, demostrando un gran  mérito  y compromiso a este noble arte. Cabe destacar su constancia y entrega en cada clase de Aikido superándose así mismo cada día. Desde aquí solo puedo decir.... gracias compañero...
También agradecer a todos aquellos que an colaborado en el examen  sorpresa, en especial a los ukes David, Lolo, Josemi, Javi, Manu , Julen..
Gracias por hacerlo todo más fácil. os dejo unas fotos cortesia de Manu.





01 septiembre 2013

TOUR VIRTUAL AIKIKAI DE TOKIO 360º

HACER CLICK

Durante abril de 1931 Morihei Ueshiba finalizó la construcción de un dojo de Aiki-budo de ochenta tatami conocido como el Kobukan, en Ushigome, Wakamatsu- cho, Tokio, en el mismo lugar donde se encuentra hoy el Dojo Central de Aikido. En esa época el Kobukan, así su nombre, era conocido como el “Dojo del Infierno” por el intenso y arduo entrenamiento que se practicaba allí. A fines de abril de 1940, el Ministerio de Salud y Bienestar del Japón concedió al Kobukan el estatus de Fundación (Fundación Kobukai). Con el estallido de la Guerra del Pacífico, los alumnos del dojo de Tokyo debieron partir al frente uno tras otro. Kisshomaru, hijo de O’Sensei, fue el responsable de mantener el Dojo y, a lo largo de la guerra, luchó por conservarlo a pesar de la terrible situación reinante. A pesar de los bombardeos de las fuerzas norteamericanas a Tokio, el Dojo sobrevivió pero después de la guerra fue utilizado como refugio por decenas de familias sin hogar, siendo imposible continuar allí con la práctica. Por tanto se trasladó la sede Central del Aikido a Iwama, lugar donde Morihei vivía plácidamente, trabajando la tierra y enseñando a jóvenes de los alrededores. Después de la guerra, y por orden de las fuerzas de ocupación, todas las artes marciales fueron prohibidas por un largo tiempo peligrando con ello el futuro del Aikido. Se decidió entonces volver a trasladar la sede central de Aikido a Tokio con la esperanza de ver renacer fortalecido el espíritu del Aikido. Para el año 1947 y como parte de una reestructuración, la Fundación Kobukai cambia su nombre a Fundación Aikikai. El 9 de febrero de 1948, el Ministerio de Educación Japonés concedió permiso para restablecer las actividades del Aikikai. Durante esa época el dojo principal de Tokio recibió el nuevo nombre de Ueshiba Dojo y pasó a ser la sede central mundial del Aikido. Por fin, el 9 de febrero de 1948, llegó el gran día: la prohibición fue levantada y el permiso concedido para que los dojos volvieran a funcionar. En esa fecha el Ministro de Educación dio al maestro Ueshiba la autorización para reabrir su escuela. En ese mismo año de 1948 su escuela de Iwama volvió a funcionar como central del Aikido. En 1956 se trasladó la sede central del Aikido a Tokyo, y el Dojo de Tokyo adoptó el nombre oficial de Aikido Hombu Dojo (Escuela Central de Aikido) siendo Kishomaru su director. En septiembre de ese año, el Aikikai celebró la primera demostración pública de artes marciales desde el fin de la guerra a la que asistieron muchas personalidades, incluyendo embajadores de países extranjeros. El 14 de marzo de 1967 se llevó a cabo la ceremonia de iniciación de los trabajos para la construcción del nuevo Hombu Dojo en Tokyo. A principios de 1968, la estructura original de madera que albergaba al Aikikai Hombu Dojo finalmente fue reemplazada por un moderno edificio de hormigón que en la actualidad cuenta con cinco pisos. Este incluye tres áreas de entrenamiento separadas que totalizan 250 tatami. Una de sus habitaciones era utilizada por el fundador como estudio y dormitorio, la cual, luego de su muerte, es conocida como Habitación de Objetos del Fundador. Gracias al apoyo y dedicación de la gente de muchos y diferentes países, el Aikikai Hombu Dojo se ubica en el centro del mundo del Aikido. Bajo la dirección de Moriteru Ueshiba Doshu, los instructores llevan el espíritu del Aikido el cual continua creciendo por el mundo entero. La Casa Central del Aikikai (Hombu Dojo) constituye al dìa de la fecha un referente para todos los practicantes de Aikido del mundo.

15 agosto 2013

LA GEOMETRÍA DEL AIKIDO



O Sensei Morihei Ueshiba recurría en ocasiones a las imágenes del triángulo, el círculo y el cuadrado para ilustrar conceptos ligados a los movimientos y los momentos del Aikido.
Partiendo del punto y de la línea, que aún no tienen superficie, estas son las figuras básicas de la geometría que, cuando se les agrega volumen, se convierten en los cuerpos de pirámide, esfera y cubo.
Las imágenes de que nos habla el Maestro son el producto de su esfuerzo de síntesis por transmitirnos su pensamiento y exige de nosotros, al mismo tiempo, un empeño equivalente por develar su significado.
Este no es un propósito puramente enciclopédico o intelectual sino la vía para orientar nuestra práctica hacia el mejoramiento de nuestra técnica, lo que a su vez nos llevará a redescubrir desde allí, con nuestro propio sello, las enseñanzas del Aikido.
Así el triángulo simboliza el impulso, el inicio del movimiento, la proyección energética.
El círculo alude al movimiento, a la continuidad, al infinito.
El cuadrado representa lo estático, lo sólido, lo estable, lo material.
La postura triangular propia del Kamae (guardia), nos proporciona al mismo tiempo que estabilidad, la posibilidad de movernos en todas direcciones, ya sea hacia delante, hacia atrás, cambiando de frente rotando la cadera sin desplazar los pies (Tenkai) o desplazándolos hacia delante o hacia atrás (Tenkan). El tetraedro o pirámide nos presta claves para el movimiento en cuatro y ocho direcciones.
El círculo es la figura distintiva del Aikido, ya sea óvalos, hondas o espirales, el círculo está siempre presente y, cuanto más perfecta su ejecución, tanto mejor la técnica. El movimiento circular carece de aristas, de interrupciones. La energía corre libremente por una senda despejada.
Pero en ocasiones perseguimos el círculo y nos olvidamos de sus otros dos componentes fundamentales: el radio y el centro. Sin la presencia de estos dos elementos la circunferencia se deshace.
El radio es el camino de penetración para ocupar el centro. El radio es una recta hacia el centro y así debe ser la entrada (Irimi), directa, decidida. Y un centro firme en los desplazamientos del cuerpo (tai sabaki). El desequilibrio y la proyección surgen como consecuencia natural de este movimiento.
El cuadrado se forma en las retenciones y palancas, con su base bien apoyada en el piso, las líneas de fuerza de sus diagonales cortando al Uke y su peso bajando por sus aristas conforme la Ley de Gravedad.
Estas tres representaciones geométricas tienen muchas otras implicaciones: físicas, ideales y también esotéricas que exceden el ámbito de esta nota.

19 febrero 2013

Sobre el Aikido y el Consejo Superior de Deportes; Declaración del Aikido federativo vasco.

No es una noticia fresca… Como se puede ver, esto comenzó en abril de 2012. A continuación podéis leer tanto el correo como la Declaración propuesta a los clubs de Aikido del Pais Vasco para la firma de los aikidokas.

 “Queridos compañeros aikidokas;

 LLevo ya más de un mes retrasando este correo, pero como el tiempo pasa, y contra más lo dejemos correr, peor sera, os escribo de una vez, y asi me lo saco de dentro. Imagino que todos estareis al tanto de la decisión del Consejo Superior de Deportes. Para los que no sabeis lo que pasa, o solo teneis una idea aproximada, resumo: A finales de abril del año pasado el CSD retiró del listado de su página web (http://web.archive.org/web/20120427122924/http://www.csd.gob.es/csd/asociaciones/1fedagclub/soapcli.2007-04-09.7443115307/view ) el Aikido de entre las especialidades deportivas de la Federación de Judo. Yo me di cuenta por casualidad a mediados de junio, y, picado por la curiosidad, llame al mismo CSD; me pusieron al habla con un técnico de alta competición (creo que eso fue lo que me dijeron, pero no recuerdo su nombre). Este señor, bastante rotundamente, se limito a decirme que como el Aikido no tiene competición, no es un deporte, y por eso no debe estar en el listado. Hasta ese punto todo correcto; yo lo deje correr, esperando que hubiese algún movimiento por parte de la propia federación, o de alguien. Ese movimiento ocurrio antes de quince días, cuando, mientras se estaban organizando los cursos de titulación de tipo I y II, aqui en el Pais Vasco, el Consejo Vasco del Deporte, encargado de la organización, dio el aviso a la Federación Vasca de que los practicantes de Aikido, al ser una actividad no reconocida por el CSD, no podian acceder a esos cursos. Fue una sorpresa para todos, y creo que incluso para los mismos servicios de deportes de las diferentes autonomías; a través de Ruben Varona (te acordarás, Ruben) se contacto con el servicio de deportes de la Generalitat, que pensaban que los cursos de titulación que se celebraban en Cataluña eran oficiales… Resultó que la razon la tenia el técnico de Euskadi: en ninguna parte de España los cursos de titulación de Aikido tienen valided oficial; esto es, no estan reconocidos por la Administración. Desde entonces se han sucedido varias reuniones con el técnico encargado del Consejo Vasco del Deporte. De estas reuniones, y de lo ocurrido en estos meses hasta ahora, he sacado en claro lo siguiente: 1º.- por lo menos,a los aikidokas que hicieron el año 2011 el curso de titulación de tipo I en el Pais Vasco (el primero que se hacia en Euskadi despues de muchos años), el Gobierno Vasco les iba a reconocer, por lo menos de momento la valided de su diploma (porque hasta eso querian anular). 2º.- El CSD, o quien sea dentro del Consejo, ha tomado la decisión de retirar al Aikido (y a otro monton de actividades, supongo), de una manera que solo se puede entender como arbitraria. Queda claro que el colectivo de practicantes de Aikido les importa absolutamente nada, pero que desprecien a los servicios de deportes de todas las comunidades autonomas (y de paso, creo que a la misma Federación, porque a fecha de hoy no me queda claro de que en su momento la avisaran de su decisión), y que no emitan ni siquiera una resolución, o lo que sea, donde por lo menos avisen de su decisión (y fijaos que digo “avisen”, ni siquiera “justifiquen”), me parece chocante, chapucero, y casi hasta humillante. 3º.- Si hasta abril del año pasado podiamos tener la utopia de que en un futuro muy muy lejano se podría crear una Federación Española de Aikido, reconocida por la Administración, ahora ya nos han hecho el favor de quitarnos las ganas de soñar, porque si no estamos dentro del entramado deportivo, muy dificilmente se podrá dar el caso de la creación de esa federación. 4º.- Nos niegan el derecho a acceder a titulaciones oficiales reconocidas por el CSD (osea, por la Adminsitración del estado); 5º.- Cuando, en un futuro mas o menos próximo, se aplique la Ley del Deporte en su literalidad, no me queda nada claro en que sitio se va a quedar el Aikido, ni que derechos podremos tener de cara, a por ejemplo, dar clases en centros públicos. 6º.- Problema añadido que esta surgiendo ahora, por lo menos en mi club, el Amagoia de San Sebastián: la licencia de este año no se puede entender como barata (64 €); la gente se esta quejando y yo, como delegado de Aikido de la Federación, me estoy quedando sin argumentos para defender el pago, porque, si no somos un deporte, ni aparecemos “oficialmente” dentro de la Federación, ni parece que la Federación este haciendo nada para solucionar el tema, ni practicamente -aqui en Euskadi- recibimos ninguna contraprestación, mas allá del seguro de accidentes (que me juran bastantes personas que podría ser mucho mas barato…) por lo que pagamos, ni… etc… ¿que sentido tiene -me dicen- el seguir pagando esta licencia y seguir dentro de la Federación de Judo? 7º.- A mi me resulta evidente que esto es algo crucial dentro de la historia del Aikido en España, por lo menos dentro de la historia del Aikido “federativo”; desde los encargados de la gestión, o dirección, u organización del Aikido en la RFJYDA ni siquiera se ha dado un solo aviso de lo que estaba ocurriendo, y de los pasos que se estan dando, al colectivo de aikidokas. En el fondo no es algo extraño, porque esa es la linea de acción… desde que yo tengo memoria (y llevo 33 años practicando). Pero lo peor es que da la sensación de que a nadie, NADIE, le importa tampoco un carajo lo que esta sucediendo. Ni a aikidokas de base, ni a profesores, ni a directivos de clubs… O por lo menos eso parece, porque nadie, que yo sepa, se queja. O no tenemos conciencia de colectivo, o estamos tan desencantados por lo que viene a ser una inercia “histórica” de inacción que no nos implicamos en absolutamente nada relacionada con la federación, o sencillamente nos da igual. Enfin, no me quiero alargar más. Para acabar solo os queria presentar la idea que tomamos en Euskadi en la reunión de clubs de Aikido de la federación Vasca de Judo y d.a., el pasado mes de noviembre 2012. Se propuso la idea de redactar un comunicado, o declaración, exponiendo lo que ha ocurrido y solicitando el amparo y la ayuda de diferentes entidades para la resolución de este problema; comunicado que ahora mismo se ha pasado a todos los clubs de Euskadi para que los aikidokas lo firmen. Se presentara primero, para respetar el conducto administrativo y por respeto a la entidad donde nos encontramos, a la Federación Vasca de Judo. A continuación, la idea es presentarlo también al Consejo Vasco del Deporte, y al Ararteko, el defensor del pueblo del Pais Vasco. No penseis que soy (o que somos) tan ingenuo como para creer que esto puede servir para algo. Tengo fe en mi presidente y se que nos ayudara en lo que pueda, pero también soy consciente de que, si solo es la federación Vasca la que presenta esta queja, o esta petición, a la Real Federación Española de Judo y d.a., para que se tome mas en serio nuestra defensa, esta declaración no ira mas allá de la mesa de la asesora jurídica de la RFJYDA. Pero, ¿y si fueran varias federaciones las que presentaran esa queja? ¿Y si fueran todas? Os dejo esta idea, para que, si os resulta interesante, hagais lo que juzgueis oportuno en vuestras propias federaciones. En cualquier caso, por lo menos, nosotros, habremos expresado nuestra queja y nuestro desacuerdo con algo que nos parece injusto y arbitrario. Me encantaria conocer vuestra opinion sobre todo esto. Y espero que tenga algún interés para vosotros. Si es asi, por favor, dadle difusión a este correo. Un cordial saludo,

 Juantxo Ruiz Delegado de Aikido de la Federación Vasca. Presidente y miembro del cuadro de profesores del Aikido Club Amagoia.”